Son los vendedores de las entradas los que establecen aquí los precios y éstos pueden ser superiores o inferiores al valor original de compra.